Recorrido por la historia del transporte urbano de Málaga – Austin-BMC.

Este autobús Austin-BMC fue registrado en el mes de abril de 1961, con matrícula MA-25644. Austin-BMCContaba con una potencia de 27cv, y con 32 asientos. A continuación, te contamos la historia de este clásico.

Fue mandado a construir por D. Diego Franco Cantó, por aquel entonces, el Director-Gerente de Viajes Torremolinos (una de las primeras agencias de viajes en la Costa del Sol) y directivo del Club Deportivo Málaga.

El  Austin-BMC formó parte de un encargo de 3 unidades, las cuales empezaron a prestar servicio a la agencia de viajes y al Club Deportivo Málaga como vehículo oficial.

Talleres Taillefer

Talleres Taillefer

El autobús fue encargado a talleres Taillefer, concesionaria de la marca Austin en Málaga y única carrocera con la que ha contado nuestra ciudad. Estos talleres estaban situados en C/Ayala, en la zona oeste de la ciudad.

Las oficinas centrales de esta empresa estaban localizadas en la Alameda Principal, en el edificio Taillefer. En la actualidad los bajos de este edificio están ocupados por la multinacional Burger King.

Los autobuses Austin-BMC incorporaban las últimas novedades de la épocade hecho contaban con asientos individuales con reposacabezas y ceniceros. Además, los respaldos estaban decorados con fotografías de los principales monumentos de España.

Asientos Austin

Estado actual de los asientos del autobús Austin-BMC

Años después, José Huercanos Navaja le compró el autobús a la agencia Viajes Torremolinos, cuando ésta incorporó nuevas unidades, para utilizar el Austin en Viajes Huercanos. Esta empresa, era la concesionaria que daba servicio de las líneas Málaga – Tolox y Málaga – Peñón de Zapata.

El autobús prestó servicio en estas líneas hasta que en 1978, la concesión de Peñón de Zapata fue vendida por Doña Antolina del Pino Guerrero (viuda de José Huercanos) a la empresa Automóviles Olmedo, que se hace cargo del personal y del material del servicio.

Este autobús, como recoge el propio D. Guillermo Olmedo Gaitán, quedó de vehículo de reserva en la línea del Peñón de Zapata, donde no trabajó nunca. Tuvo el nº 34 en la empresa y se quedó preservado por tratarse de un vehículo con una historia muy particular.

El autobús ha permanecido en las cocheras de Olmedo hasta la firma de un acuerdo de colaboración a tres bandas (Automóviles Olmedo, Empresa Malagueña de Transportes y TRAN-BUS).

Mediante dicho acuerdo, firmado el 19 de febrero de 2007, la EMT cede a TRAN-BUS tres Volvos articulados dados de baja para que éstos sean cedidos como repuesto a Automóviles Olmedo a cambio del AUSTIN-BMC.

Cabe destacar que, estando el autobús en las instalaciones de la EMT, sufrió, por desgracia, los efectos del tornado que sacudió Málaga el 1 de febrero del año 2009 que a día de hoy aún son visibles.

Efectos tornado en Austin

 

Austin en La RosaledaEn 2014, el AUSTIN-BMC estuvo presente en los actos del centenario de Málaga C.F. para ello desplazamos el autobús hasta el Estadio de la Rosaleda.  En ella ha permanecido casi tres años. Durante este tiempo, el autobús ha estado incluido en el recorrido que hacen los visitantes al campo de fútbol.

La Asociación mantiene conversaciones con la entidad de Martiricos, para poder restaurar el autobús aunque en un principio el Club quería comprar el autobús. Sin embargo, la venta de este vehículo no es contemplada por la asociación ya que este autobús está hecho en Málaga por y para malagueños/as. Además, para nosotros tiene la misma importancia que el tranvía porque es la única pieza que se conserva de nuestro pasado.

Ojalá que pronto TRAN-BUS pueda restaurarlo para ser admirado por todos.

¿Quieres saber más sobre la historia del transporte urbano de Málaga? Muy pronto una nueva entrada en nuestro blog EMT.

¡No te lo pierdas!